¿Qué tipo de alimentos llevar al trabajo?

Lleva al trabajo alimentos que sean variados y en las cantidades adecuadas. Esto ayudará a regular tu consumo de calorías durante el día, evitando la ingestión de comidas a deshoras. Empezar es fácil, sólo debes organizarte y planificar tu semana con anticipación. Aquí te entregamos algunas recomendaciones.

Comer en el trabajo no tiene por qué ser aburrido ni poco saludable. Si este es tu caso, es tiempo de que uses la creatividad, puesto que con todas las horas que pasas en él, es fundamental que la comida que consumas además de sabrosa, sea balanceada y en las cantidades justas.

Cuando organices tus comidas ten presente lo siguiente:

  • Combina diferentes alternativas: aunque es más fácil llevar lo mismo todos los días, limitar la variedad te privará de los nutrientes que necesitas. También podría resultarte aburrido, lo que te llevará a comer fuera con mayor frecuencia.
  • Considera varias comidas a lo largo del día: así tu nivel de energía permanecerá constante y mantendrás el hambre a raya. Asegúrate de ingerir alimentos saludables a media mañana y en la tarde. Prueba con una fruta, yogurt, galletas integrales, frutos secos o una barra de cereal.
  • Si tienes una semana con mucho trabajo (y te toca comer en el escritorio): lleva un yogurt, verduras en trozos como apio, zanahorias y pepinos, y salsas para condimentarlas. También puedes incluir quesos de bajo contenido graso y jugos.
  • Lleva ensaladas: son fáciles de preparar y de alto valor nutritivo. Para que sean más contundentes puedes agregarle proteínas, como garbanzos o semillas de girasol, y pastas integrales o arroz descascarado. Para agregarle sabor, condimenta todo con un rico aderezo, la salsa de yogurt funciona muy bien con esto y es baja en grasas.
  • Deja los restaurantes sólo para ocasiones especiales: salir con los compañeros y amigos es bueno para romper la rutina, sin embargo, ten en cuenta que salir a comer todos los días puede arruinar tu presupuesto mensual.
  • Preocúpate de la seguridad: mantén congelados los alimentos que lo requieran. Utiliza una lonchera con aislante o un termo. Si preparas tus alimentos desde la noche anterior, refrigéralos o congélalos hasta que te dirijas al trabajo. Si no hay refrigerador disponible, emplea una bolsa térmica para mantener los alimentos aislados de los cambios de temperatura.
Compartir en:
Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Esta entrada fue publicada en Nutrición y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué tipo de alimentos llevar al trabajo?

  1. I was studying some of your content on this internet site and I believe this internet site is rattling instructive! Keep on posting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>